Feeds:
Posts
Comments

¿Qué es la Palabra?

La palabra hablada o escrita es la expresión más perfecta de nuestro pensamiento, nos revela al mundo exterior y es el vínculo más potente y eficaz de nuestras relaciones recíprocas. La palabra articulada es uno de los más grandes privilegios humanos. Y constituye la expresión más perfecta de nuestro pensamiento

La palabra es un poderoso soberano, que con un pequeñísimo y muy invisible cuerpo realiza empresas absolutamente divinas. En efecto, puede eliminar el temor, suprimir la tristeza, infundir alegría, aumentar la compasión.

¿Cual es el poder de la palabra?

Es el poder de la comunicación. Voy a referirme a la palabra en tanto medio que poseemos los humanos para comunicarnos. La comunicación es el fundamento de toda relación humana, comunicación entre las personas, comunicación de persona a grupo de personas, comunicación de grupos a grupos.

1. PALABRA-COMUNICACIÓN

La palabra hablada o escrita, sirve para comunicar lo que queremos, expresar sentimientos, convencer, negociar, mandar, informar, legislar, comunicar.

Sin la palabra por ejemplo, no conoceríamos la historia al menos como la conocemos ahora.

Sin la palabra la transmisión del conocimiento se truncaría fácilmente.

Sin la palabra, la comunicación entre las personas sería más difícil y estaría empobrecida.

La palabra posee el poder de la persuasión, sugestión o seducción

¿Que es la persuasión?

La persuasión.- consiste en la utilización deliberada de la palabra con el fin de inducirnos a formar o reforzar o cambiar nuestra opinión sobre las cosas, sobre las personas o ideas. Así por ejemplo, podemos ser persuadidos sobre determinada marca, si estamos a favor o en contra del aborto, qué opinamos de determinados partidos políticos, etc

La palabra a través de la persuasión o sugestión, se adueña de la opinión del alma, la domina, la convence y la transforma como por una fascinación. ¡Y cuántos han engañado y engañan a cuántos y en cuántas cosas con la exposición hábil de un razonamiento erróneo!

Y a través de la persuasión o sugestión, la palabra se puede transformar en un instrumento de manipulación. Goebbels, ministro de propaganda de Hitler, decía que una verdad es una mentira repetida el número suficiente de veces.

La persuasión será más fuerte si domina la retórica.

Que es la retórica?

La retórica.- es la técnica y el arte de hablar bien, y es equivalente a la oratoria.

Cuentan que la retórica nació en el seno de la cultura griega clásica:

“Un maestro aceptó enseñársela a un alumno y se comprometió a no cobrarle nada por sus clases si éste no ganaba su primer caso.

En aquella época, los oradores eran, a la vez, abogados y eran denominados sofistas.

¿Qué hizo el alumno para eludir el cumplimento de este pacto?

Demandó al maestro alegando que nada le debía: Si el tribunal le daba la razón, se saldría con la suya y si perdía el caso tampoco tendría que pagar.

¿Respuesta del maestro? Para él, la situación era justamente la inversa: Si el alumno perdía el juicio, debería pagarle por obediencia a los jueces; si lo ganaba, estaría obligado a atenerse al contrato privado,o sea a pagar lo debido por haber ganado su primer juicio.

Centrar la atención en cuál de los dos tenía razón es no haber entendido el quid de la cuestión planteada: La perturbadora sospecha de que cualquier juicio es posible y que su viabilidad depende especialmente de la habilidad del que lo propone y no de su mayor o menor relación con la verdad, recurso tan invocado como inalcanzable para los humanos; pues, lo único que está a nuestro alcance es hacer «propuestas de sentido», tesis acerca de cómo interpretar la realidad, es decir, cómo pensar y cómo vivir. Esto decía Gorgia 500 años antes de Cristo.

¿Esta perturbadora sospecha de que la verdad depende especialmente de la habilidad del que la propone, ha cambiado en nuestros tiempos?

Ahora estamos en la era de la palabra ha adquirido mayor poder, una época globalizada donde la comunicación es mediática; los procedimientos son más complejos y los riesgos mayores.

La paradoja del tiempo en que nos ha tocado vivir es que los medios (tecnológicos y económicos), son antepuestos claramente a los fines (sociales) a los que, supuestamente, deberían servir. Al final, como decía la reina de «Alicia en el país de las maravillas», lo que prevalece no son las reglas del juego (social) sino quién manda.

Este nuevo modo de «sugestión» es mucho más peligroso que la simple soflama de un orador en la antigua ágora griega, pues, hoy nadie puede escapar al eco mediático.

Autora: Dra. Ana Maria Otero

Keila Zamora Conforme

LA PALABRA

Una palabra es un problema abierto, así por ejemplo junto a los morfemas ligados y las palabras léxicas existen los clíticos cuyo estatus de palabra es discutido. La rama de la lingüística que estudia la composición y estructura interna de las palabras es la morfología.
La morfología, es la rama de la lingüística que estudia la composición y estructura interna de las palabras.
Sólo el hombre puede disfrutar de ésta facultad natural, que a su vez va acompañada de sonido o conjunto de sonidos articulados expresarán una idea, las que tienen poder para mover el mundo.
Una palabra es cada uno de los segmentos limitados por pausas o espacios en la cadena hablada o escrita, que puede aparecer en otras posiciones, y que está dotado de una función.
Las palabras se someten a cada instante al filtro de nuestros pensamientos, pensamos, identificamos e intuimos y buscamos racionalmente darle forma a nuestras ideas a través de la palabra.
Las palabras son la manifestación de nuestro mundo interior, al cuidad de nuestro lenguaje purificamos nuestro mundo interior. Al cultivar el hábito de la verdad construimos una plataforma de determinación, seguridad y confianza que nos abre las puertas del bienestar y la consecución de nuestros objetivos. Recuerda que la vida siempre ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Crea un poderoso mundo interior, permite que tus palabras sean su vehículo y transformaras tu vida.
La palabra puede ser estudiada desde distintos enfoques:
Criterio fonológico: Segmento limitado por junturas, pausas o que constituyen el núcleo posible de un grupo acentual.
Criterio formal o morfológico: Mínima forma libre, caracterizada por la posibilidad de aparecer libremente en cualquier posición de la cadena hablada.
Criterio funcional: Unidad dotada de una función, aunque hay unidades mayores y menores que la palabra.
Criterio semántico: Asociación de un sentido dado y un conjunto de sonidos dado dentro de una función gramatical.

Rosy Barrera

AUTORA: Gabriela Paladines

Una palabra es cada uno de los segmentos limitados por pausas o espacios en la cadena hablada o escrita, y que está dotado de una función. Sin embargo, al referirnos lingüísticamente podríamos  determinar qué constituye fonéticamente o morfosintácticamente.

Una palabra es un problema abierto, así por ejemplo junto a los morfemas ligados y las palabras léxicas existen los clíticos cuyo estatus de palabra es discutido. La rama de la lingüística que estudia la composición y estructura interna de las palabras es la morfología.

La misma que se encarga del estudio de los morfemas y combinaciones. Para tener una idea más clara de lo que es un morfema hemos de recordar que es la unidad lingüística más pequeña dotada de significación; estos morfemas se dividen en dos clases: los primeros son los morfemas léxicos o lexemas que son aquellos que tienen significación plena, puesto se refieren a objetos (nombres), acciones (verbos), cualidades (adjetivos y adverbios).

La segunda división son los morfemas gramaticales que son los que poseen  sólo significado gramatical y se utilizan para modificar el significado de los lexemas o para relacionarlos entre sí (prefijos, sufijos, determinantes, preposiciones y conjunciones).

Las palabras pueden o bien denotar entidades físicas del mundo, o bien concepciones. Las unidades de significado en la semántica léxica se denominan unidades léxicas. Las hablas naturales tienen la capacidad de ampliar nuevas unidades léxicas a medida que surgen transformaciones históricas y sucesos  en  grupos de hablantes que las usan.

Las necesidades culturales de los pueblos hace que cada lengua acreciente  su léxico formando nuevas palabras a través de la composición lo que cada palabra tendría su propia connotación como sobre y cama al ser unidas conformarán otra significación sobrecama.

Sólo el hombre puede disfrutar de ésta facultad natural, que a su vez va acompañada de sonido o conjunto de sonidos articulados  expresarán una idea, las que tienen poder para mover el mundo.

La dificultad de cada uno de nosotros es aprender a escuchar e interpretar la palabra, no nos damos cuenta del impacto que esta pueda tener sobre la vida de las personas, podemos derribar  en segundos todo lo construido por años solo con una de ella  o si las sabemos usar salvar la vida de otros.

Hace un tiempo atrás leí  el libro de Mahatma Gandhi escrito por Romain Rolland  del cual quede maravillada al ver por lo que tuvo que pasar el mahatma, les escribo unas breves reseñas, no con el fin de aburrirlos con la larga historia sino de que aprendamos un poco de él y lo que hizo.
Mahatma Gandhi como su nombre lo dice era un hombre con un alma grande, signo de ejemplo para toda la humanidad.
Él nos dio una gran demostración a todos de que con “LA PALABRA” se puede combatir mil guerras sin necesidad de derramar sangre, ni de que muera gente inocente.
Él fue el líder de la no-violencia, marcha que llevo a cabo en la India con el fin de conseguir una independencia, la libertad de su gente, que se acabase los malos tratos contra ellos cometidos por los británicos que llegaron a sus tierras para nada más lucrarse de ellas, sin reconocer siquiera sus esfuerzos.
Los hindúes se encontraban en una miseria, trabajan para industrias extranjeras y eran mal pagados, Gandhi al ver esta injusticia realizo una campaña no violenta en la que se reunieron millones de ciudadanos indios.
Para empezar con esa campaña primeramente les dio trabajo en la conocida Hueca en donde podían ellos trabajar realizando lo que mas les gustaba que era el hilado.
Otra de sus inolvidables actuaciones de fé, fue cuando viajo a Sudamérica y se encontró ahí con compatriotas que de igual manera eran maltratados al igual que los negros, se vivía ahí el racismo puro, Gandhi  como hombre noble y humilde decidió trabajar como ellos, dormir en el suelo y se sometió a sin varios ayunos para que se acabasen esas injusticias.
Finalmente  en 1944 el gobierno Británico le concedió a la India su independencia, tras años de esfuerzos y gracias a un excelente hombre que nunca desistió en la lucha contra esas indiferencias que existían en su pueblo, él buscaba la hermandad no solo en la India sino en todo el mundo, aunque hoy en día todavía existen conflictos entre musulmanes e hindúes pero esto no quiere decir que fue en vano todo lo que hizo y todo esto sin necesidad de violencia, de uso de armas, él evito la muerte de miles de personas.
Lo que trato de transmitir y demostrar a todos al escribir esta corta reseña de Mahatma Gandhi es que vean el poder de la fe y la palabra, sin duda todos podemos poner en marcha este ejemplo y no dejarnos llevar por la íra, siempre pensemos en el hombre que logró conmover a corazones difíciles de manipular, a hombre de guerras, hombres feroces y si él lo logro ¿porque no toda la humanidad podría ser capaz de lograrlo también?, pongamos mas en práctica la fe y el buen uso de la palabra.
“Cuida tus pensamientos, se volverán palabras. Piensa lo que vas a decir, porque las palabras, dirán de ti”

“cuida tus palabras por que se volverán actos.
Tus actos por la palabra te condenaran”. Gandhi

 
 
 
 



 

 

En gramática tradicional, una palabra es cada uno de los segmentos limitados por pausas o espacios en la cadena hablada o escrita, que puede aparecer en otras posiciones, y que está dotado de una función.

Lingüísticamente, el concepto de palabra es mucho más problemático de lo que la definición anterior sugiere. Determinar qué constituye fonéticamente o morfosintácticamente una palabra es un problema abierto, así por ejemplo junto a los morfemas ligados y las palabras léxicas existen los clíticos cuyo estatus de palabra es discutido. La rama de la lingüística que estudia la composición y estructura interna de las palabras es la morfología.

los primeros intentos de definir la palabra se remontan a la antigüedad clásica con las concepciones platónica, aristotélica y de la filosofía estoica. Continuan con pocos cambios y sn mayor precisión durante la Edad Media y el Renacimiento y perduran casi hasta nuestros días, más de dos mil años después. El hecho de que este problema presidido el desarrollo de los estudios dedicados a las lenguas desde su origen se debe -a nuestro juicio- a diferentes causas. Desde los primeros momentos, el entramado teórico de los estudios lingüísticos se desarrolló a remolque de postulados filósofos, lo que conllevó que los términos sobre los que se trabajaba (las palabras) no estuviesen delimitados sobre criterios gramaticales o formales, sino puramente semánticos, al equiparar las categorías de pensamiento meramente lógicas: sustancia.

 

 

 

La palabra puede ser estudiada desde distintos enfoques:

  • Criterio fonológico: Segmento limitado por junturas, pausas o que constituyen el núcleo posible de un grupo acentual.
  • Criterio formal o morfológico: Mínima forma libre, caracterizada por la posibilidad de aparecer libremente en cualquier posición de la cadena hablada.
  • Criterio funcional: Unidad dotada de una función, aunque hay unidades mayores y menores que la palabra.
  • Criterio semántico: Asociación de un sentido dado y un conjunto de sonidos dado dentro de una función gramatical.

El poder

Las palabras se someten a cada instante al filtro de nuestros pensamientos, pensamos, identificamos e intuimos y buscamos racionalmente darle forma a nuestras ideas a través de la palabra.

Las palabras para el hombre oral eran poderosas, estas podían herir como flecha o lanza, se pensaba en ellas como eventos, como en algo verídico que sucedía, se creía en dicho poder, simplemente porque las palabras venían de hombres libres e impredecibles y tenían impreso ese potencial impredecible. Para muchos después de Gutemberg las palabras reposaban pasivamente sobre hojas y páginas, esperando a que alguien les diera vida y realidad.

Ese código compartido por cada humanidad lingüística es la que posibilita la comunicación. Las palabras no viven fuera de nosotros, nosotros somos su mundo y ellas el nuestro.

Si dices que estas luchando para prosperar o que no tienes suerte en la vida, detente un instante y percibe lo que realmente estas diciendo. Las palabras tienen mucha fuerza, con ellas podemos destruir lo que hemos tardado tanto tiempo en construir. Cuantas veces una palabra fuera de lugar es capaz de arruinar un proyecto largamente ansiado, cuantas veces una palabra de estimulo tiene el poder de regenerarnos y aportarnos paz. Para prosperar en la vida no precisas luchar, sino consagrarte en cuerpo y alma en esa misión. Si constantemente te repites que no tienes suerte en la vida, luego no te lamentes si sientes que la fortuna nunca llama a tu puerta. Nuestros pensamientos y las palabras que son su manifestación tienen el poder de construir nuestro futuro.

Muchas enfermedades son únicamente el producto de nuestros pensamientos desequilibrados. La violencia, las mentiras, el resentimiento y tantas otras cosas existen y conviven con nosotros en este mundo, vivimos en un medio contaminado en donde es fácil contagiarse; más aún cuando percibimos que somos nosotros, los seres humanos, la fuente de la que emanan dichas formas. Ante ello tenemos que cultivar cualidades de amor, verdad y gratitud, creando un sólido mundo interior, en donde la creatividad y la verdad brillen; para luego extender este mundo interior a las personas de nuestro alrededor.,

Las palabras son la manifestación de nuestro mundo interior, al cuidad de nuestro lenguaje purificamos nuestro mundo interior. Al cultivar el hábito de la verdad construimos una plataforma de determinación, seguridad y confianza que nos abre las puertas del bienestar y la consecución de nuestros objetivos. Recuerda que la vida siempre ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Crea un poderoso mundo interior, permite que tus palabras sean su vehículo y transformaras tu vida.

La palabra lo es todo: es como un túnel o una máquina del tiempo, que nos permite reconstruir, con la minuciosidad del relojero, y con la paciencia del artista; el pasado, el presente y el futuro.

Por todo les recomiendo que antes de hablar y/o emitir algun comentario debemos pensar varias veces, porque no sabemos que efecto tendrá en cada persona ese comentario. Del mismo modo siempre debemos decir palabras positivas para que nuestra vida sea mejor y solo absorva solo lo bueno.

 

Bibliografía

MARTÍNEZ LÓPEZ, Juan A. La palabra como unidad de significado.

SOLERGIBERT, Frederic. El poder de la palabra

LIZCANO, Doria Constanza. Universidad Sergio Arboleda, Bogotá Colombia.

 

 

Ana María Taipe

 

De acuerdo a la Real Academia de la Lengua LA PALABRA es un sonido o crujido de sonidos articulados que expresan una idea, la palabra está conformada por letras y sílabas las mismas que en conjunto forman una aptitud oratoria tanto escrita como lingüística.

Personalmente considero que la palabra tiene las siguientes representaciones:

  • Es la representación Gráfica de sonidos.
  • Es la facultad para hablar.
  • Empeño que hace uno de su fe y probidad en testimonio de la certeza de lo que refiere o asegura.
  • Es el significado de hacer una promesa u oferta.
  • También podemos definir como el derecho ó turno que tiene una persona para hablar en una asamblea y otras corporaciones ejemplo: (pedir, conceder, tener, retirar, hacer uso de la palabra).
  • También considero que se refiere a las frases q forman escrituras y doctrina de los predicadores en sacramento y evangelios (La palabra de Dios).

Las palabras de acuerdo a la región del mundo forman sistemas complejos de idiomas que varían lingüísticamente, la morfología, es la rama de la lingüística que estudia la composición y estructura interna de las palabras.

De acuerdo a la Morfología, la palabra se compone por morfemas que es un conjunto mínimo de letras capaz de expresar significado.

A la palabra podemos clasificar bajos criterios morfosintácticos, fonológicos ó funcionales.

 

De acuerdo a los criterios Morfosintácticos clasificamos a la palabra de acuerdo a:

Categoría Gramatical.

  • A las que pertenecen a la categoría Léxica.

1.      Adjetivo.

2.      Sustantivo.

3.      Verbo.

  • Y las que pertenecen a la categoría funcional:

1.     Determinante.

2.     Conjunción.

3.     Adverbio.

4.     Preposición.

5.     Interjección.

 

Estructura Interna.

1. Palabras simples.

2. Palabras derivadas.

3. Palabras compuestas.

4. Palabras parasintéticas.

 

De acuerdo a fonología clasificamos a la palabra de la siguiente manera:

 

  • Según su acentuación, de acuerdo al idioma español, ya que según los diversos idiomas pueden tener diferente acentos.

1. Palabras agudas.

2. Palabras graves.

3. Palabras esdrújulas.

4. Palabras sobreesdrújulas.

  • Según su número de sílabas.

1. Monosílabas.

2. Bisílabas.

3. Trisílabas.

4. Tetrasílaba.

 

Citaremos además afines a Palabra que con el tiempo y costumbres se han ido creado e incorporadas al idioma castellano según la real academia de la lengua.

  • Palabreja: Palabra de escasa importancia.
  • Palabrero: Acción y efecto de hablar mucho.
  • Palabrita: Que sensible o que lleva mucha intensidad.
  • Palabrota: Dicho ofensivo, indecente ó grosero.

 

Bibliografía.

  • Diccionario de la Real Academia de la Lengua, área de morfología.
  • CALVO José Manuel, Revista Española Lingüística.

 

 

  • Por Gabriela Benítez Puebla.

JUAN BAUTISTA AGUIRRE: CARTA A LIZARDO

¡Ay, Lizardo querido!
si feliz muerte conseguir esperas,
es justo que advertido,
pues naciste una vez,
dos veces mueras.
Así las plantas, brutos y aves lo hacen:
dos veces mueren y una sola nacen.

Entre catres de armiño
tarde y mañana la azucena yace,
si una vez al cariño
del aura suave su verdor renace:
¡Ay flor marchita! ¡ay azucena triste!
dos veces muerta si una vez naciste.

Pálida a la mañana,
antes que el sol su bello nácar rompa,
muere la rosa, vana
estrella de carmín, fragante pompa;
y a la noche otra vez: ¡dos veces muerta!
¡oh incierta vida en tanta muerte cierta!

En poca agua muriendo
nace el arroyo, y ya soberbio río
corre al mar con estruendo,
en el cual pierde vida, nombre y brío
¡Oh cristal triste, arroyo sin fortuna!
muerto dos veces porque vivas una.

En sepulcro suave,
que el nido forma con vistoso halago,
nace difunta el ave,
que del plomo es después fatal estrago:
Vive una vez y muere dos: ¡Oh suerte!
para una vida duplicada muerte.

Pálida y sin colores
la fruta, de temor, difunta nace,
temiendo los rigores
del noto que después vil la deshace.
¡Ay fruta hermosa, qué infeliz eres!
una vez naces y dos veces mueres.

Muerto nace el valiente
oso que vientos calza y sombras viste,
a quien despierta ardiente
la madre, y otra vez no se resiste
a morir; y entre muertes dos naciendo,
vive una vez y dos se ve muriendo.

Muerto en el monte el pino
surca el ponto con alas, bajel o ave,
y la vela de lino
con que vuela el batel altivo y grave
es vela de morir: dos veces yace
quien monte alado muere y pino nace.

De la ballena altiva
salió Jonás y del sepulcro sale
Lázaro, imagen viva
que al desengaño humano vela y vale;
cuando en su imagen muerta y viva viere
que quien nace una vez dos veces muere.

Así el pino, montaña
con alas, que del mar al cielo sube;
el río que el mar baña;
el ave que es con plumas vital nube;
la que marchita nace flor del campo,

todo clama ¡oh Lízardo!
que quien nace una vez dos veces muera;
y así, joven gallardo,
en río, en flor, en ave, considera,
que, dudando quizá de su fortuna,
mueren dos veces por que acierten una.

Y pues tan importante
es acertar en la última partida,
pues penden de este instante
perpetua muerte o sempiterna vida,
ahora ¡oh Lizardo! que el peligro adviertes,
muere dos veces porque alguna aciertes.

 

 

La Carta a Lizardo está escrita en verso, es de un profundo contenido filosófico. Se trata de una invitación del gran autor a su amigo Lizardo un personaje imaginario; nos lleva a reflexionar sobre el carácter efímero de la vida.

Introduce referencias bíblicas para abordar el problema de la muerte y la preparación para la vida ultraterrena.

El estilo de Juan Bautista Aguirre es Barroco, su poesía es demasiado adornada; repite con gran frecuencia palabras, símbolos extraídas de la naturaleza y otras de la mitología. En su poesía épica manifiesta una imaginación libérrima; hay concisión, emplea magistrales pinceladas descriptivas y evita la redundancia.

Además existe mucha riqueza de imágenes y una adjetivación brillante y acertada. En la poesía lírica emplea la metáfora en tono menor, mostrándose más humano que en la épica; alcanza gran belleza en el uso de la antítesis.

En general puede decirse que la poesía del padre Juan Bautista Aguirre tiene movimiento, pasión y emplea el diálogo y un tono acelerado o sereno de acuerdo a la naturaleza del tema.

Se destacan aparte de los valoresliterarios expuestos valores de carácter filosófico y religioso, cual corresponde a su estado sacerdotal; su preocupación fundamental es el destino del hombre más allá de la muerte.

La importancia de la poesía de Juan Bautista Aguirre se manifiesta entre otras cosas en la gran atención que la crítica le ha brindado.

Algunos críticos modernos encuentran en Aguirre originalidad de expresión y un notable acercamiento a la poesía moderna; influido por el gongorismo, su poesía ha traspasado los límites de su época.

 

ROSY BARRERA