Feeds:
Posts
Comments

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

AUTORA: Gabriela Paladines

Sin lugar a duda el estudiar acerca de la literatura e historia ecuatoriana y el haber trabajado ciertos temas cómo el célebre Grupo de Guayaquil nos abre puerta para  querer estudiar a uno de los hombres que se caracterizó por el realismo y un fuerte lazo con la historia de su país.

Él es Alfredo Pareja Diezcanseco nacido en Guayaquil en 1908, hijo de Fernando Pareja y Pareja y de Amalia Diez-Canseco y Coloma.

Pareja salió de un hogar conservador que disipó su fortuna económica. Entre sus motivos parece que se inclinó a la generación “socialista” en Ecuador. Vivía a través de la conmoción política considerable en la década de 1920.

En esa época llegó a la conclusión de que la salvación de su país estaba en el lado izquierdo del área política. No obstante, él negó, ser de izquierdas e insistió en que no tenía deseo de utilizar el arte de escritor de ficción como instrumento de propaganda. Más bien, trató de manera simple y directa narrar las condiciones sociales que requerían reparación, denunciando al mismo tiempo la corrupción y la injusticia. Su primera novela, La casa de los locos(1929), sátira política ecuatoriana que ridiculizo a personajes políticos, tantos que la publicación se retrasó considerablemente. En este escrito se manifestó algo de influencia del literato y político mexicano, José Vasconcelos. La grande influencia en su vida y trabajo fueron los clásicos griegos, Honoré de Balzac, Dostoievski, Thomas Mann, Will Durant y Arnold Toynbee con el cual mantuvo correspondencia. Algunos críticos han detectado también la influencia de Freud, Ehrenburg, Gide y Proust.

Alfredo Pareja fue  parte de un impulso renovador de la literatura latinoamericana adyacente a Enrique Gil Gilbert, José de la Cuadra, Demetrio Aguilera Malta y Ángel Felicísimo Rojas.

Entre sus obras las que más me impactó fue Baldomera, también evocada como“la tragedia del cholo americano”, fue publicada en 1938 y debe su título al nombre de la protagonista, el mismo que significa “famosa por su audacia” y donde se aprecia perfectamente la forma de ser de este personaje.

Los personajes de esta obra son de tinte picaresco y anti-heroico; mediante los cuales nos explican  la realidad en la que viven las personas pobres en el Guayaquil de antaño.

Con diálogos y cantos maliciosos van llegando los nuevos personajes del pueblo ecuatoriano, sobre todo los negros de Guayaquil.

Indudablemente, Pareja laboró en proyectos educativos después de la segunda Guerra Mundial con el Presidente Galo Plaza Lasso. Fue el primer canciller del gobierno de Jaime Roldos al regreso a la democracia en 1979.

En su jubilación, este autor se dedicó  a la investigación histórica. Murió en Quito el 1 de mayo de 1993.

Read Full Post »

Escrita por: Jorge Velasco Mackenzie.


Jorge Velasco Mackenzie, nace en Guayaquil en 1949. Uno de los narradores más prolíficos e  importantes   de Guayaquil y del país.  Ha ejercido la docencia universitaria y el periodismo cultural por varios años.  Ha publicado, diversos libros de cuentos: De Vuelta al Paraís(1975), Como gato en tempestad (1977), Raymundo y la creación del mundo (1979), Tambores que suenan así (1981).

En novela ha publicado: El rincón de los justos (1983), el mismo q fue premiado por la Sociedad Ecuatoriana de Escritores.  En 1985 el Grupo de Guayaquil le concedió el Premio Nacional de Novela por su obra Tambores para una canción perdida.  En nombre de un amor imaginario (1996), ganó el Primer Premio IV Bienal Ecuatoriana de Novela.  Su última novela: Río de Sombras (2003), ha tenido circulación internacional.

Algunas de estas obras han sido adaptadas al teatro.  Ha participado en antologías traducida al inglés,    italiano y alemán.

La historia narrada gira alrededor de migrantes llegados a los Estados Unidos de América, mismos que al llegar a ese país lejano se encuentran con muchas dificultades y los que corren con más suerte pueden acomodarse de alguna manera, existiendo aquellos que se hacen pasar por personajes nobles, así el cuento gira sobre el personaje el Marques, que no es otra persona que un migrante Guayaquileño, de familia adinerada pero que por buscar su independencia fue a buscar riqueza en otro país, haciéndose pasar por un noble de alta cuna Española, quien no era más que un simple pobre migrante caminando en un país ajeno a nuestras realidades y costumbres , el mismo que con el pasar del tiempo conoce a su gran amor y sus amigos íntimos, mismos que al igual que él son migrantes ecuatorianos que extrañan la tierra donde nacieron.

El titulo del cuento se vuelve sugestivo a raíz que la trama va avanzando “La mejor edad para morir”.  Debido a que el personaje central El Marques desaparece sin dejar rastro alguno, solo una carta que debería ser leída por sus amigos una vez que sepan que él fue hallado en algún lugar de la gran ciudad de Nueva York.

En el lecho de piedras bajo

El puente Washington

Las aguas del río

No alcanza su cara

Solo su cuerpo elegantemente desnudo del

Marqués

Con los ojos vacíos

Como perlas blancas

Envueltas en el agua mala.

Lo que reflejaba la carta escrita en son de poema era que el Marques el personaje central había escrito su propio suicidio haciendo parecer un robo o un azar del destino que lo dejo caer al rio, llegando así al fin en donde la mejor edad para morir es cuando se siente la soledad en cuerpo y alma.

“Hola soledad

Cómo extraño tu presencia

Te saluda un viejo amigo

Ven que vamos a charlar”

Canción popular.

  • Gabriela Benítez Puebla.

Read Full Post »

  

 

El Romanticismo literario es el movimiento que dominó la literatura en Europa desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX.Se caracteriza por su entrega a la imaginación y la subjetividad,su libertad de pensamiento y expresión y su idealización de la naturaleza .El romanticismo fue, pues, un estilo de vida cuyos rasgos más característicos son los siguientes:la imaginación y la sensibilidad serán bandera frente a la razón y la intelectualidad; el ansia de libertad se manifiesta en contra de todas las formas impuestas que coartan en el individuo la propia esencia de sí mismo; el instinto y la pasión conducen al ser humano a un entusiasmo exagerado o a un profundo pesimismo.En el caso de conducir al hombre al sentimiento pesimista, provoca en el romántico la huida que se puede plasmar en dos vías distintas: la de los viajes o la de los suicidios.

El término romántico se empleó por primera vez en Inglaterra en el siglo XVII con el significado original de `semejante al romance´, con el fin de denigrar los elementos fantásticos de la novela de caballerías muy en boga en la época.

Hacia mediados del siglo XIX, el romanticismo comenzó a dejar paso a nuevos movimientos literarios :los parnasianos y el simbolísmo en la poesía y el realismo y el naturalismo en la prosa, pero siguió cultivándose en Europa y América con gran éxito de lectores.

La corriente de arte y pensamiento dominante entre las élites en la segunda mitad del siglo XIX fue el Romanticismo, que apuntaba al desarrollo de los placeres íntimos, del teatro y las bellas artes, de las tertulias y veladas literarias. Los jóvenes se dedicaban a leer poesía y a escribir pensamientos. La afirmación de la libertad y la creatividad personales frente a las convenciones permitieron el desarrollo de la subjetividad femenina que pudo dar más rienda suelta a sus emociones, lo cual estaba mal visto por algunos clérigos, para quienes la literatura y la poesía rompían un orden en el que la mujer cumplía un rol doméstico.

 
 
Historia en el Ecuador

La literatura colonial ecuatoriana está vinculada a los conventos: Lorenzo de Cepeda destacó como versificador en una obra que se extiende entre 1552 y 1567. El estilo gongorino arraigó durante el s. XVII en Jacinto de Evia, compilador de lírica colonial y el jesuita A. Bastidas. En el s. XVIII, con intereses propios de la Ilustración, sobresale la figura de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, fundador del primer periódico ecuatoriano (Primicias de la cultura de Quito). El romanticismo exaltó la naturaleza y los ideales de libertad (J. J. Olmedo, 1780-1847: Canto a Vilar, 1825; Al general Flores, vencedor de Miñarica, 1835). La novela de Juan León Mera, Cumandá, 1879, introdujo en parte la temática indigenista. Antes del arraigo modernista, el parnasianismo aportó un talante formalmente renovador (César Borja y R. Crespo Toval).

 

Ana María Taipe

Read Full Post »

Juan León Mera

Nació en Ambato el 28 de junio de 1832 y falleció en esta ciudad el 13 de diciembre de 1894. Su padre, Pedro Antonio Mera Gómez era comerciante, y su madre Josefa Martínez Vásconez, crió sola a su hijo, debido a que su esposo la abandonó durante su embarazo. Su infancia fue humilde, y en sus primeros años de vida residió en la finca Los Molinos, ubicada en Ambato, cerca del sector de Atocha. Para poder sostener a la familia, su abuela materna alquilaba esta finca a su hermano Pablo Vásconez, que era un activista político que luchaba contra las políticas de Juan José Flores. Recibió su educación en el hogar, la cual estuvo en gran medida a cargo de su tío abuelo, al igual que de su tío el doctor Nicolás Martínez. A los 20 años de edad, viajó a Quito para recibir clases de pintura con el afamado artista pictórico Antonio Salas, donde aprendió el manejo del óleo y las acuarelas. A los 33 años de edad él junto con Antonio Neumane crearon el himno nacional de la república del Ecuador.

 Incursión en la literatura

En el año de 1854, se publicaron sus primeros versos de poesía en el periódico La Democracia, con la ayuda del escritor Miguel Riofrío. Fundó la academia ecuatoriana de la lengua en 1874 y fue miembro de la Real Academia Española de la Lengua.

Es considerado uno de los precursores de la novela ecuatoriana por su famosa novela Cumandá publicada en Quito en el año 1879, y luego en Madrid, en 1891. Esta novela ha sido utilizada por Luis H. Salgado (1903-1977), Pedro Pablo Traversari Salazar (1874-1956) y Sixto María Durán Cárdenas (1875-1947), compositores ecuatorianos del siglo XX para escribir cada uno una ópera.

 

Carrera política

Además de escritor y pintor fue también político conservador, y seguidor de Gabriel García Moreno. Fue gobernador de la provincia de Cotopaxi, secretario del Consejo de Estado, senador, presidente de la Cámara del Senado y del Congreso Nacional.

En la actualidad se puede visitar la casa-museo “La quinta de Juan León Mera”, en la ciudad de Ambato, antigua residencia del escritor y donde se exhiben sus pertenencias.

Himno Nacional del Ecuador

¡Salve, oh Patria, mil veces! ¡Oh Patria!
¡gloria a ti!
¡gloria a ti!
Ya tu pecho, tu pecho rebosa,
gozo y paz, ya tu pecho rebosa,
y tu frente, tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir,
y tu frente, tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir.

Los primeros los hijos del suelo
que, soberbio, el Pichincha decora
te aclamaron por siempre señora
y vertieron su sangre por ti.
Dios miró y aceptó el holocausto,
y esa sangre fue germen fecundo
de otros héroes que, atónito el mundo
vio en tu torno a millares surgir,
a millares surgir,
a millares surgir.

¡Salve, oh Patria, mil veces! ¡Oh Patria!
¡gloria a ti!
¡gloria a ti!
Ya tu pecho, tu pecho rebosa,
gozo y paz, ya tu pecho rebosa,
y tu frente, tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir,
y tu frente, tu frente radiosa
más que el sol contemplamos lucir.

 

El Himno Nacional del Ecuador es una de las obras más representativas de Juan León Mera.

Ana María Taipe.

 

Read Full Post »

AUTORA: Gabriela Paladines

Al pasar por el centro de la ciudad de Guayaquil por las calles Víctor Manuel Rendón y Escobedo. Me encontré con el colegio fiscal Enrique Gil Gilbert y me pregunte qué habrá hecho este hombre para que el colegio lleve su nombre, por lo que me decidí a escribir sobre él.

Enrique Gil Gilbert nació en la ciudad de Guayaquil el 8 de julio de 1912. Sus padres fueron el Sr. Enrique Gil Quezada y la Sra. Alejandrina Gilbert Pontón.

Sus estudios los cursó en su ciudad natal y desde muy temprana edad  tuvo esa inclinación por las artes literarias llegando  a entablar amistad con los intelectuales de aquella época como: Demetrio Aguilera Malta quien a su vez  le presentó a Joaquín Gallegos Lara.

 

Como resultado de aquel aprecio entre los tres literatos por el año 1930 surge el libro “Los que se van”, cuento del cholo y el montubio, obra que daría pasa a los comienzos de lo que sería el realismo en el Ecuador.

Por consiguiente, se integró al grupo literario Guayaquil, uno de los conjuntos más sobresalientes en el Ecuador llegando a ser conocidos como “cinco como un puño”. Donde Gallegos Lara fue su líder por su firmeza ideológica,  preparación y el resto de sus compañeros fueron Demetrio Aguilera Malta, Alfredo Pareja Diezcanseco y José de la Cuadra.Ellos escribieron novelas sobre el ecuatoriano mestizo.

La obra más sobresaliente  de su labor literata se encuentra en los cuentos, especialmente en Relatos de Emmanuel, de 1939. Cuyo tópico era interpretar las voces de los desposeídos a través del cual trata de explicar la verdad histórica.

Entre sus obra también están: la novela Yunga (1933),  y su más famosa novela Nuestro Pan (1942), que ha sido traducido al alemán y otros idiomas, La Cabeza de un Niño en un Tacho de Basura (1967, cuentos), La Sangre, las Velas y el Asfalto (1969) y Farsa (1970); estas dos últimas, obras para teatro que fueron representadas con mucho éxito.

Enrique Gil Gilbert estuvo casado con la Sra.Alba Calderón Zatizábal, pintora y revolucionaria esmeraldeña, que creó el movimiento para el reconocimiento del derecho de las mujeres en el Ecuador. Como fruto de aquel matrimonio le nacieron dos hijos:Enrique Gil Calderón , director coral, y Antonio Gil Calderón, médico y hombre de negocios.

Además de ser un hombre que amaba la literatura y dar cátedras su vida estuvo marcada fuertemente por la política donde incursionó como dirige comunista y donde realizó algunas visitas a la URSS en plena guerra fría, así mismo sufrió destierro y prisión.

El 8 de julio de 1972 fue homenajeado a nivel nacional con motivo de celebrar sus 60 años de vida, y  el 23 de noviembre, en el Salón Máximo de la Casa de la Cultura de Ambato sufrió un infarto cardíaco en momentos en que intervenía en un programa realizado «Por la Paz del Mundo».

Su salud quedó deteriorada y  fue vencido por la muerte el 21 de febrero de 1973.

Read Full Post »

AUTOR: JORGE CARRERA ANDRADE

jorgecarrera.jpg

 

Nació en Quito, en 1903 y murió en la misma ciudad el 8 de noviembre de 1978.

POEMA: JUAN SIN CIELO

Juan me llamo, Juan todos, habitante
de la tierra, más bien su prisionero,
sombra vestida, polvo caminante,
el igual a los otros, Juan Cordero.

Sólo mi mano para cada cosa
-mover la rueda, hallar hondos metales-
mi servidora para asir la rosa
y hacer girar las llaves terrenales.

Mi propiedad labrada en pleno cielo
-un gran lote de nubes era mío-
me pagaba en azul, en paz, en vuelo
y ese cielo en añicos: el rocío.

Mi hacienda era el espacio sin linderos
-oh territorio azul siempre sembrado
de maizales cargados de luceros-
y el rebaño de nubes, mi ganado.

Labradores los pájaros; el día
mi granero de par en par abierto
con mieses y naranjas de alegría,
maduraba el poniente como un huerto.

Mercaderes de espejos, cazadores
de ángeles llegaron con su espada
y, a cambio de mi hacienda -mar de flores-
me dieron abalorios, humo, nada …

Los verdugos de cisnes, monederos
falsos de las palabras, enlutados,
saquearon mis trojes de luceros,
escombros hoy de luna congelados.

Perdí mi granja azul, perdí la altura
-reses de nubes, luz recién sembrada-
¡toda una celestial agricultura
en el vacío espacio sepultada!

Del oro del poniente perdí el plano
-Juan es mi Nombre, Juan desposeído-.
En lugar del rocío hallé el gusano
¡un tesoro de siglos he perdido!

Es sólo un peso azul lo que ha quedado
sobre mis hombros, cúpula de hielo…
Soy Juan y nada más, el desolado
herido universal; soy Juan sin Cielo.

Es uno de los más significativos en la poesía de Jorge Carrera Andrade, tiene referencias múltiples en torno a un personaje Juan sin Cielo, que es la imagen del hombre común habitante de todas las latitudes. Lo presenta en diversas situaciones: Juan sin Cielo hombre bueno y soñador, dueño de un lote de nubes. Este patrimonio de nubes, luceros y alegrías se trunca luego en el viento que sopla del sueño en ambiciones materiales.

Después la intriga, la falsedad le dan a Juan sin Cielo una visión distinta del mundo, el hombre bueno y sencillo Juan Cordero, pierde su “celestial agricultura”. Los sueños no cumplidos de bondad y verdad en las relaciones humanas lo vuelven pesimista y lo convierten en un desolado y realmente en Juan sin Cielo.

En su modo de expresión Jorge Carrera Andrade pone acento en las palabras que indican colores y formas; esto es seguramente producto de su fantasía preferentemente pletórica.

Su estilo se hace a veces denso, por una especie de definición que no es realmente de carácter poético sino más bien lógico; su ingeniosidad en la expresión bordea en ocasiones el peligro de la extra- vagancia. E n sus poemas aparecen palabras símbolos por ejemplo: se dice que “golondrina” significa fuga, levedad y simpatía; la abundancia de adjetivos en su estilo no decora simplemente su poesía sino que desempeña el carácter de “signos sugerentes”.

La imagen en la poesía de Jorge Carrera Andrade anota en su madurez progresos en su estructura y cambio en el material utilizado.

ROSY BARRERA

Read Full Post »

El que habla de Modernismo sabe que fue una corriente hispanoamericana cuyas orillas o límites temporales se extendieron, más o menos desde 1880 a 1910.

En el Ecuador también hubo una generación modernista. A través de los principales autores, poca o ninguna sugestión debió despertar ya la suma de alardes formales  y de doliente exquisitez espiritual, de los modernistas de Ecuador.

Por eso el que tiene conocimiento de lo que es Modernismo en Ecuador tiene que apreciar de modo insaslayable a sus cuatro autores más representativos: Arturo Borja, Ernesto Noboa Caamaño, Humberto Fierro y Medardo Ángel Silva.

Medardo Ángel Silva fue el que mejor llegó a la sensibilidad popular es por esta razón que a continuación les detallaremos los acontecimientos más relevantes de su vida.

 

 

Medardo Ángel Silva

 

 

Medardo Ángel Silva nació en Guayaquil el 8 de Junio de 1898, escritor, poeta, músico y compositor ecuatoriano catalogado como el mayor representante del modernismo en la poesía ecuatoriana. Desde muy joven se destacó por sus composiciones literarias, pese a que su obra se hizo realmente conocida después de su muerte. Además, sabía interpretar obras musicales, gracias a la amistad que tenía con los padres agustinos en cuyo convento practicaba el piano.

Era aun joven cuando empezó a escribir sus primeros versos. Se afanó entonces en publicarlos. Hubo una revista que no aceptó sus originales , a eso él definió expresivamente como ” la lucha del anónimo por el nombre ” . Los reveses de órden personal y literario. si  bien no lograron desalentarle fácilmente. con seguridad le ocasionaron una posición conflictiva, una inadaptación al medio. Los que conocieron a Silva advirtieron el desajuste entre su espíritu y la realidad. En uno de sus versos ha confesado el poeta que la vida pasaba mirándole con desdén.

Su poesía era hasta cierto punto romántica. Aun así, tenía las características de un modernismo que había llegado tardíamente al Ecuador y que estaba a punto de expirar en Europa, gracias a la influencia de la revolución rusa y el advenimiento del marxismo.

Medardo Ángel Silva fue un joven de la clase baja de Guayaquil, que logró cierto reconocimiento por su trabajo como periodista desde los 17 años (aproximadamente, cuando abandonó sus estudios en el colegio Vicente Rocafuerte) hasta su muerte, a los 21. Trabajó en imprentas pequeñas y luego colaboró en varios semanarios y revistas. Posteriormente, llegó a trabajar en el diario El Telégrafo, en la página de literatura, donde pudo publicar varios poemas y relatos cortos.

Silva no se graduó de bachiller, pero su condición de autodidacta lo llevó ser maestro escolar e incluso a leer en francés, así se le facilitó el contacto con la poesía de los simbolistas franceses, quienes llegaron a ser sus más grandes referentes. Sus influencias, además, fueron el modernismo de Rubén Darío y el misticismo de Amado Nervo.

A mediados de la década de 1950, cuando se hace una reseña del acontecer literario del Ecuador de principios del siglo XX, se encuentran similitudes en los escenarios poéticos de Silva y de los otros tres jóvenes de Quito, a quienes los separaba la distancia y la clase social a la que pertenecían. Así, a estos cuatro poetas se les denominó como la generación decapitada, porque la mayoría murieron jóvenes, con una intensa carrera literaria para sus pocos años de existencia.

Venciendo trabajosamente las adversidades del ambiente literario, alcanzó a publicar sus colaboraciones en Quito y Guayaquil : prosa y verso. Comenzó así su resonancia local. Llamaba la atención, sobre todo, la extremada juventud del autor.

Una conciencia orientada hacia las experiencias estéticas de su tiempo, una mente cultivada como lo demandaban las exigencias del Modernismo hispanoamericano. Había leído a los franceses que también conocieron sus compañeros.

La muerte de Medardo Ángel Silva sigue siendo un misterio sin esclarecer: a los 21 años el joven poeta murió de un tiro en su cabeza. Posteriores análisis ponen en duda el suicidio, ya que la bala entró por detrás de la oreja. Sin embargo, nunca se investigó más allá y fue enterrado sin los ritos fúnebres católicos, por lo que se asume su muerte como un suicidio y eso ha llevado a la construcción de un imaginario popular acerca de sus últimas horas, en él se habla desde que habría estado jugando con el arma, y que su muerte fue un accidente, hasta que por una decepción amorosa habría tomado esa trágica decisión.

El hecho no se aclaró nunca del todo. Queda la gran interrogación de si fue un verdadero suicidio, o si el joven poeta solo quiso hacer un romantico simulacro en casa de su amada.. Amada Villegas.

 

Obras.

Entre sus famosas obras literarias están:

  • El árbol del bien y del mal
  • María Jesús
  • La máscara irónica
  • Trompetas de oro
  • El alma en los labios

La poesía EL ALMA EN LOS LABIOS  me parece uno de los poemas más completos y bien escritos del Ecuador, aquí los extractos:

El alma en los labios.

Cuando de nuestro amor
la llama apasionada
dentro tu pecho amante
contemplas extinguida

Ya que solo por tí
la vida me es amada
el día en que me faltes
me arrancaré la vida

Porque mi pensamiento
lleno de este cariño
que en una hora feliz
me hiciera esclavo tuyo

Lejos de tus pupilas
es triste como un niño
/que se duerme soñando
con tu acento de arullo/ (bis)

Para envolverte en besos
quisiera ser el viento
y quisiera ser todo
lo que tu mano toca

Ser tu sonrisa ser
hasta tu mismo aliento
para poder estar
más cerca de tu boca

Perdona que no tengo
palabras con que pueda
decirte la inefable
pasión que me debora

Para expresar mi amor
solamente me queda
rasgarme el pecho amada
y en tus manos de seda
dejar mi palpitante
corazón que te adora.

Espero que este artículo sea del agrado de uds.

Ana María Taipe.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.